Periódico ABC

Última Hora
  1. La española Carolina Marín no pudo culminar con éxito su participación en el Masters de Malasia de bádminton al perder la final ante la tailandesa Ratchanok Intanon por 21-9 y 22-20 en 42 minutos de partido. A la tercera fue la vencida para Marín, que había ganado los dos enfrentamientos anteriores que tuvo con Intanon, en los cuartos de final del Abierto de Malasia de 2017 (21-8, 18-21 y 21-12) y del Abierto de Japón de 2018 (21-18 y 21-19). El primer set fue de dominio total de la tailandesa, sexta favorita del torneo, que con un 6-1 inicial cortó de raíz el juego de la española, cuarta cabeza de serie. Un parcial de 9-0, del 10-6 al 19-6 acabó con cualquier opción para la campeona española. En la segunda manga el marcador fue más ajustado en todo momento. Carolina Marín metió otra marcha al juego y consiguió adelantarse en el tanteo, 10-7, pero Intanon empato a 12 y consiguió otro parcial demoledor de 6-0, del 12 iguales al 18-12. Marín hizo un esfuerzo titánico y consiguió, de nuevo igualar el partido a 18, e incluso adelantarse por 19-18, pero el esfuerzo le pasó factura y acabó perdiendo por 22-20.
  2. La falta de acuerdo entre los grupos parlamentarios de las Cortes Valencianas enterraba definitivamente el pasado octubre la posibilidad de que publicaran el destino del dinero proveniente de las subvenciones que reciben por su representación. Después de que el debate resugiera a principios de año, la comisión de Gobierno Interior que celebra la Cámara a puerta cerrada y sin dar cuenta a los medios de comunicación zanjaba esta cuestión el mismo día que, paradójicamente, aprobaba otra. El abono de las transferencias correspondientes a cada partido se mantendrá hasta el día de la constitución de las nuevas Cortes. No se trata de ninguna novedad respecto a otras legislaturas, pero supone que los grupos seguirán recibiendo subvenciones pese a que estarán durante varios meses sin desempeñar apenas actividad parlamentaria -campaña electoral de por medio- y, como ha ocurrido hasta ahora, sin aplicar la transparencia. Los tiempos que se manejan -si no hay nada imprevisto- apuntan a que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, disolverá la Cámara a finales del próximo marzo. El 26 de mayo se celebrarán las elecciones autonómicas y municipales. Por ley, las nuevas Cortes tendrán que estar constituidas en un plazo máximo de noventa días desde su disolución, lo que se traduce en unos 35 desde las elecciones. Durante todo ese tiempo (abril, mayo y posiblemente parte de junio), y hasta el día previo a que arranque la que será la décima legislatura, los grupos, por tanto, continuarán percibiendo dinero sin publicar los gastos mientras únicamente estará en funcionamiento la Diputación Permanente, de la que forman parte 21 parlamentarios. Según el proyecto de presupuesto para el ejercicio económico de 2019, el PP recibirá 505.123,20 euros; el PSPV 401.961,12 euros; Compromís 343.011,36 euros; Podemos 239.849,28 euros y Ciudadanos 195.636,96 euros. Estas cantidades se refieren a la suma de la subvención fija y la variable según número de diputados y contratación de personal. Ideas sin avances La idea que proponía algún partido como Compromís para avanzar en la rendición de cuentas era tomar como modelo el Ayuntamiento de Valencia o la Asamblea Regional de Murcia para que se pudiera acceder -por ejemplo a través de la web- a detalles como los pagos al personal contratado por el grupo, los desplazamientos o el alquiler de algún local. Pero al parecer el ímpetu no fue excesivo y tuvo poco éxito. La argumentación general de los grupos es que ya realizan la justificación pertinente al Tribunal de Cuentas, donde se encuentra todo fiscalizado y «en orden». Además, algunos de ellos transfieren parte de las subvenciones directamente a su partido, por lo que tampoco se podrían consultar. Lo cierto es que los ciudadanos se quedarán sin saber los detalles pese a que tanto los letrados del Parlamento como la Sindicatura de Comptes piden mayor transparencia y control sobre el destino de esas cantidades.
  3. En cuatro años, Mari Carmen Sánchez ha pasado de ser diputada rasa a portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos en las Cortes Valencianas tras los múltiples movimientos internos. Descartada como candidata a la Generalitat, puesto para el que llegó a sonar, se muestra a disposición de su partido de cara a la próxima legislatura. Un partido ya consolidado en la Comunidad Valenciana que podría entrar en el Gobierno que se conforme tras las próximas elecciones de mayo. ¿Qué grandes cuestiones liderará Ciudadanos de aquí a final de legislatura? Seguiremos con la transparencia y la regeneración democrática. Queremos que la proposición de ley que presentamos hace más de un año sobre la eliminación de los aforamientos se tramite porque está bloqueada. Trabajaremos en la comisión fantasma de Crespo Gomar, continuaremos con la labor de fiscalización del Consell y daremos la batalla para que el dogmatismo desaparezca de la gestión en Educación y Sanidad. ¿Está satisfecha con esa labor de control al Consell desde su partido? ¿Cree que es percibida? Sí, porque la hemos hecho de forma responsable y constructiva. Nosotros no creemos en criticar y destruir sin proponer absolutamente nada. Uno de los cambios que ha aportado Ciudadanos es esa nueva forma de hacer política. Es cierto que muchas veces lo que llega fuera es algo distinto, sobre todo los rifirrafes y la polémica. Pero luego está el día a día y ahí es en lo que radica mi satisfacción. Porque al ciudadano sí que llega el proyecto y el mensaje, y eso se ve en el aumento en la intención de voto o en la afiliación. En caso de que pudieran acceder al Consell en la próxima legislatura, ¿qué medidas querrían implantar en primer lugar? Una regeneración real y deshacer todo el entuerto educativo del señor Marzà. Recuperar la Cultura y los Deportes y conseguir por fin esa auditoría que tanta falta hace para poder analizar la situación real de la Sanidad para tomar decisiones en cuanto a listas de espera y concesiones. ¿Se aventura a hacer alguna promesa como el PP? Tenemos el programa todavía por hacer, pero la bajada de impuestos, el adelgazamiento de la Administración, la regeneración del tejido empresarial con apoyo a las pymes o la solución al entuerto educativo es algo prioritario. Dijo hace poco que algunas propuestas de Vox le daban miedo y que siempre pactarían con partidos constitucionalistas, europeístas y que crean en la regeneración democrática. ¿Entra Vox dentro de estos parámetros? Vox es un partido populista como es Podemos. Y el populismo, venga del lado que venga, no es nada productivo porque se asienta en el dogmatismo. Tenemos una línea roja con ellos que es la de no retroceder en derechos y libertades que hemos conseguido. En la Comunidad Valenciana ya han planteado algunas exigencias, como el cierre de À Punt, la derogación de la ley LGTBI y la de violencia contra la mujer o la eliminación de subvenciones a entidades catalanistas. Si nos ponemos a analizar los programas electorales de todos los partidos, con todos vamos a tener puntos en común. No obstante, hay determinados aspectos como el de la ley de violencia de género que son infranqueables y no vamos a llegar a ningún acuerdo. Otra cosa es que si entraran en las Cortes Valencianas, podríamos votar a favor de algunas propuestas de ellos como hacemos con Podemos o con Compromís. Pero se trataría de puntos muy concretos en los que podemos coincidir, no es mucho más lo que nos une. Si de Ciudadanos dependiera la formación de Gobierno en la Comunidad Valenciana, ¿qué preferiría? ¿Permitir un Consell del PSPV o pactar con PP y Vox? Preferiría que fuera Ciudadanos el que gobernara y llamara a PSPV y PP para llegar a acuerdos. Salimos con un proyecto ganador que no piensa en pactos sino en lo que necesita la Comunidad con propuestas realizables. Como ha dicho antes, uno de sus ejes es la regeneración. Pero sólo elegirán por primarias al cabeza de lista a la Generalitat, a los números uno provinciales y a nivel municipal se celebrarán únicamente los municipios de más de 400 afiliados como es Valencia. ¿Esta fórmula no supone un paso atrás? Así está determinado en nuestro reglamento y está hecho con vistas a que el proyecto siga creciendo en más territorios. Cuantos más afiliados haya, más transparente y democrático será todo. Las primarias hay que hacerlas con todas las garantías para que sea un proceso limpio en el que no haya influencias de ningún candidato concreto. Todos sabemos que en las pequeñas localidades esto puede ocurrir. Aun así antes se elegía a los cinco primeros puestos de la lista. ¿No es una involución? Los partidos, y sobre todo los más jóvenes como nosotros, estamos siempre en proceso de construcción. En el momento en el que damos el paso nacional hace cuatro años, aprobamos un reglamento en la Asamblea que cuenta con el respaldo de los afiliados. El partido ha ido modificándose en función de lo que han marcado las bases. ¿Cómo ha vivido su ascenso durante estos cuatro años tras entrar como diputada rasa? Si le digo la verdad, cuando estaba en listas jamás pensé acabar en primera línea de fuego. Si me lo hubiese planteado en ese momento me hubiese muerto de miedo. Ahora que esta legislatura finaliza, el balance es positivo. Ha pasado todo de una manera progresiva. No han sido los mejores momentos o las mejores formas de llegar a una portavocía, pero ha salido de modo natural. En cada paso he aprendido. Ha sido una evolución continua a nivel profesional y personal. Lo veo como una de las experiencias más apasionantes de mi vida. ¿Cuál ha sido su momento más duro? Sin duda la marcha de los cuatro compañeros (en referencia a Alexis Marí, David de Miguel, Alberto García y Domingo Rojo). En el momento en el que el partido me propone como portavoz, el ambiente no estaba todo lo colaborativo que se espera. Esos tres meses fueron muy complicados. Resultó muy difícil rearmar al grupo, intentar unir como después sí hemos conseguido. La marcha, en la manera en la que sucedió, fue muy dura para mí. Pero aun así tuve a mis ocho valientes diputados a mi lado. ¿Se ha sentido defraudada? No. Creo que cada ser humano tiene su propio trayecto, sus ideas, y tiene que ser consecuente. Los compañeros que se quedaron han trabajado mucho y han defendido el proyecto con la mayor de las ilusiones. Ya se ha descartado como candidata a la Generalitat y dice que estará donde le pida el partido. ¿Cuál quiere que sea su futuro político? ¿Tiene alguna preferencia entre el ámbito autonómico y el municipal? No lo he pensado. Anuncié eso porque lo tenía claro. He puesto a disposición del partido mi cargo porque ya he demostrado lo que puedo hacer y mi compromiso. Una vez he dado lo mejor de mí, lo que veo más sensato es que el partido decida dónde puedo sumar más. Si es a nivel autonómico genial porque conozco cómo funciona, y si es en otro, bienvenidos sean los retos. ¿Se siente cómoda en las Cortes? Me gusta el ámbito autonómico. Al principio pensaba: ¿Tendré que hablar mucho? Porque el mayor miedo que tenía era ese. Pero una vez superado, el pulso de las Cortes es muy cómodo. Son 98 compañeros con los que negocias, te reúnes y de los que aprendes. ¿Considera que Toni Cantó es mejor candidato que usted después de cuatro años trabajando aquí? Creo que los dos somos buenos candidatos. Como lo sería un afiliado que se quisiera presentar y ganara. Lo importante no es la persona, sino lo involucrado que estés en el proyecto y las ganas que tengas de trabajar. Toni tiene muy buenas cualidades. Habla mucho de sus ocho valientes diputados del grupo. ¿Cree que la lista autonómica necesita una gran renovación? Todos tenemos mucho que aportar en diferentes áreas. Vamos a poder presentarnos en el 80% de los municipios. Lo importante es sumar, no el puesto en el que estés. No se trata de renovar la lista por renovarla, cada uno tiene un perfil más adaptado a un puesto u otro. ¿Con qué tipo de perfiles debería contar el partido para confeccionar las listas? ¿Le gusta la idea de los independientes? Tiene que haber de todo porque son muchas las áreas: económicos, jurídicos, sociales... Afortunadamente, Ciudadanos cuenta con perfiles muy variados y además en la sociedad civil hay independientes que se podrían sumar al proyecto. Estamos con los brazos abiertos para traer el talento a la política. ¿Comprende que se haya entendido como una contradicción que hayan firmado iniciativas y declaraciones en las Cortes que luego fueron recogidas en la reforma del Estatuto de Autonomía, la cual no apoyaron? Hemos firmado declaraciones a favor de una reforma de la financiación autonómica o de que la deuda que acumula la Comunidad Valenciana se resuelva de la manera más adecuada. Pero en este caso de la reforma del Estatuto, siempre hemos mantenido la misma posición. Creemos que la reforma es un brindis al sol y no garantiza ni un solo euro más de inversiones. Si se comprueba que vienen más, lo celebraremos. Pero sí que ha sido el argumento para aumentar las inversiones en los Presupuestos Generales del Estado que se anunciaban esta semana. Ese aumento se ha hecho porque Puig se reúne con Sánchez para trasladarle el problema con la financiación autonómica y como el presidente del Gobierno se niega a modificar el sistema, es el único modo de contentar a Puig. Que no digo que esté mal, pero se está desviando la atención del problema básico que es el nuevo modelo de financiación. La reforma del Estatuto se une a que votaron en contra de la recuperación del derecho civil valenciano. Dos grandes pactos valencianos con amplio respaldo político en los que no han estado. ¿Cree que les benefician estas posiciones? Nosotros íbamos más allá. No queremos que haya privilegios por encima de territorios. Que el mismo derecho civil lo tengamos todos los ciudadanos españoles. Es una cuestión de coherencia y de asegurar la igualdad. Aunque eso suponga que se interprete que no defienden los intereses valencianos. Estamos defendiendo en toda España lo mismo.
  4. El PP se ve hoy más fuerte que el viernes, antes de que empezara la Convención Nacional , y con la moral mucho más alta. Fuentes próximas a Casado subrayaron que esta Convención, la de la «unidad», ha supuesto «sobre todo un rearme moral». «Creíamos que teníamos razón en la defensa de nuestros valores y principios, los de la libertad, la defensa de las víctimas del terrorismo, la unidad de España, la defensa de la legalidad en Cataluña, la bajada de impuestos, la defensa de los Derechos Humanos y la creación de empleo», afirmaron. «Ahora no lo creemos, estamos convencidos. Y lo estamos después de haber escuchado a tantos intelectuales, pensadores, economistas, gente de la sociedad civil que han participado estos días en la Convención». En el entorno del líder del PP aseguraron que todas esas personas «con los dos grandes presidentes que ha tenido el PP, auténticos referentes del PP, como Aznar y Rajoy, han dicho que continuemos por ese camino, que sigamos apostando por esas valores y principios que han hecho del PP el partido que ha transformado España de arriba abajo». En el PP ya miran las elecciones como objetivo para derrotar al Gobierno de Sánchez:«Entramos el viernes con la bandera del rearme ideológico y salimos llenos de rearme moral en la defensa de nuestros principios y valores, porque son los que España necesita para derrotar a este Gobierno desnortado e inmoral».
  5. El Partido Popular y José María Aznar hicieron ayer las paces a lo grande, en la Convención Nacional del partido. El expresidente se siente totalmente cómodo con este nuevo PP, y viceversa. La química existe y ayer se sintió en un discurso que levantó a los populares de sus asientos y que mereció palabras de admiración con un comentario compartido: «Aznar ha vuelto». Quien fuera presidente del Gobierno entre 1996 y 2004 elogió el liderazgo de Casado, que creció en su equipo, y le encumbró ante los suyos de manera definitiva cuando proclamó que era un líder «como un castillo, ¡sin tutelas ni tutías». Los populares, que llenaron hasta la bandera el plenario para escucharle, aplaudieron a rabiar puestos en pie. El PP quiso dar a Aznar exactamente el mismo trato que había dispensado a Rajoy el día anterior. Cuando le informaron de que estaba a punto de llegar, Casado salió al exterior para recibirle y entrar juntos al escenario. El tumulto fue espectacular, pero el recibimiento entre los diputados y senadores fue más bien discreto, por no decir frío. Han sido muchos años de desencuentros y enfrentamientos con el PP de Rajoy, y eso no se olvida en un minuto. Pero si se presenta con un discurso «colosal», como dijo alguno, ya es otra historia. La organización tuvo el detalle de abrir la intervención de Aznar con la sintonía de la canción «Carolina»,solo la música, aunque la letra es bien conocida:«Carolina trátame bien, no te rías de mi, no me arranques la piel...» No hace mucho se ajustaría bastante a la realidad. Pero ayer Aznar llegó con otro propósito: reivindicar las señas de identidad del PP, espolear al voto del centro derecha para que se dirija a este partido y vincular su historia y trayectoria política con la de Casado. Como Rajoy, Aznar eligió el formato de su intervención. Fue mucho más tradicional y optó por el discurso con atril, frente a la entrevista, perfectamente preparada en el AVE de Sevilla a Madrid, que le hizo la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a Rajoy el día anterior. Aznar, que fue presentado por el eurodiputado Antonio López-Istúriz, levantó de sus asientos a los populares en dos ocasiones. La primera, cuando pidió el voto para el PP. Parece una obviedad, pero en su boca era una rareza desde hacía tiempo. En su última convención, hace justo cuatro años, se preguntó ante Rajoy: «¿Dónde está el PP? ¿Aspira a ganar las elecciones?» Por eso, su petición de voto fue como un bálsamo ayer. Ocurrió justo al hablar del «desafío existencial» que tiene sobre la mesa España, por el «golpe de Estado» en Cataluña, que según denunció sigue sin desactivarse. «No quiero dejar nada a la interpretación. Los votos que España necesita para responder con éxito a este desafío contra su continuidad histórica y contra su futuro son los votos que deben ir al Partido Popular y que desde ahora pido para el Partido Popular», afirmó rotundo. La casa común de la derecha Aznar se dirigía a los votantes populares, a los de ahora pero sobre todo a los que se fueron a Vox y Ciudadanos en la etapa de Rajoy. Selló así la reconciliación final con su partido, y este se lo agradeció con una ovación. El expresidente invitó a su partido a buscar la unidad de una derecha fragmentada y abrir más las puertas de la «casa común», porque «esa es la identidad del PP». «Afirmemos nuestra vocación mayoritaria», subrayó. El segundo momento en que Aznar consiguió levantar a los populares de sus asientos fue al encumbrar a Casado como líder del PP. Aznar ve similitudes claras entre el congreso de la refundación de hace 30 años, cuando el PP se reunió en Sevilla con el lema «Centrados con la Libertad», y la convención de 2019 en Madrid, bajo el lema «España en libertad». «Hace casi 30 años un joven de 37 años –la misma edad de Pablo Casado– llegó a la presidencia del Partido Popular. Ese joven –como Pablo Casado– venía desde Ávila. Pero a diferencia de ese joven de hace 30 años,el joven de hoy, Pablo Casado, es mucho más listo y sabe mucho más de política», explicó Aznar, entusiasmado e ilusionado con el nuevo líder. Se dirigió a Casado con realismo:«Pablo: ninguno de tus antecesores lo tuvimos tan difícil y mira que fáciles las cosas no han sido casi nunca para el PP. Creo que no solo tenemos un gran presidente en el Partido Popular, tenemos un gran líder, un líder sin tutelas ni tutías», en referencia a la misma expresión que utilizó Fraga hace casi 30 años, sobre el liderazgo de Aznar. «¡Eres un líder como un castillo!», añadió eufórico el expresidente, saltándose su discurso escrito. En el discurso de Aznar, «magistral», según fuentes próximas a Casado, no faltaron las críticas directas a Pedro Sánchez por su política en Cataluña:«Ha rendido la democracia». «Mañana vuelvo» Aznar se marchó con un aviso, «mañana vuelvo». El PP espera, pues, que esté hoy en la clausura, en el día «grande» de Casado. Fuentes próximas a Rajoy confirmaron, por el contrario, que el expresidente no estará hoy porque «cree que el único protagonista debe ser Casado». Rajoy salió «muy contento y agradecido» por su papel en la Convención, y ahí se queda. Después de escuchar a ambos expresidentes, Casado no ocultó su satisfacción. «Lo que queda claro es que el partido está unido y fuerte, y que somos la mejor vacuna ante lo que está pasando en España»», subrayó.
  6. El tenista español Rafael Nadal (2) ratificó su excelente estado de forma con su victoria por 6-0, 6-1 y 7-6(4) ante el checo Tomas Berdych, después de vencer también cómodamente al australiano Alex De Miñaur. Se enfrentará en cuartos de final al estadounidense Frances Tiafoe, quien eliminó al búlgaro Grigor Dimitrov (20). No le importó al balear que su rival llegara a la cita tras proclamarse finalista en Doha y con tres contundentes victorias en sus primeros partidos en Melbourne Park, ya que igualó, sin apuros, su actuación de la edición pasada, en la que cayó en los cuartos frente al croata Marin Cilic (6), tenista que se enfrenta al español Roberto Bautista Agut (22). Nadal, quien describió su juego frente al joven De Miñaur como "casi perfecto", tan sólo tuvo la sensación de encontrarse a un ex número cuatro mundial en el otro lado de la red durante la tercera manga, la cual se decidió en el juego de desempate. "Al principio él cometió más fallos de lo que acostumbra y sabía que me presionaría en el tercer set", explicó el tenista de Manacor tras la conclusión del partido. Nadal se enfrentará en su próxima ronda al joven de 21 años Tiafoe quien está realizando su mejor actuación en el 'major' australiano después de alcanzar la primera y la segunda ronda, respectivamente, en sus dos primeras participaciones. "Que se prepare", aseguró el tenista de Maryland cuando fue preguntado al finalizar su encuentro sobre su próximo partido ante Nadal. Comienzo arrollador Tras el encuentro, Nadal aseguró que el resultado de los dos primeros sets, los cuales fueron de 6-0 y 6-1, "no son normales" por la calidad de su rival, y que lo acontecido en el tercero, el cual se resolvió en el 'tie-break', fue más lógico. "Él ha tenido un porcentaje de saque muy pobre en los dos primeros sets, uno no tiene que engañarse. Con sus segundos servicios yo me iba sintiendo cómodo, con posición adelantada, y he intentado dominar el punto a partir del resto", desveló el balear, quien igualó su actuación de la edición pasada donde cayó frente al croata Marin Cilic. Nadal valoró su reacción después de superar una pelota de set cuando el marcador era 6-5 favorable al checo en la tercera manga y garantizó que "las sensaciones volvieron a ser buenas", después de sellar una gran actuación en su anterior partido ante el australiano Alex De Miñaur. "La realidad es que estoy en cuartos del Abierto de Australia después de pasar la lesión que tuve y eso es una gran noticia. Hubiera firmado llegar a esta ronda jugando mal antes de empezar el torneo", comentó el tenista, quien incidió en que se encontró "muy bien" sobre la pista. El tenista de Manacor comentó que la razón de que el último parcial estuviera más parejo que los dos primeros podría haber sido consecuencia de que no aprovechó sus oportunidades al resto del mismo modo que lo hizo en los anteriores parciales. "Con la primera pelota de 'break' me he jugado una derecha en la que quizá no he tenido la tranquilidad, mientras que en la segunda oportunidad que he tenido el me ha respondido con una gran volea", recordó Nadal, quien cumple en esta edición diez años desde que consiguió su única corona en Melbourne Park.
  7. 20190120T085252 8.35 Esto es lo último que se conoce sobre la marcha de los trabajos de rescate del pequeño Julen Roselló: Los trabajos para hacer el pozo de rescate continúan lentamente. A las 7.00 horas, se habían perforado solo 33 metros. No se cumple el plazo de 15 horas para cavar el pozo que permita a los mineros entrar a buscar al pequeño. Una capa de roca dura ha ralentizado el ritmo de esa perforación. El pozo debe tener 60 metros, por lo que 17 horas después de comenzar a perforar queda aún la mitad de la prospección por excavar. 20190120T085252 8.30 La cápsula para bajar a los mineros asturianos también está en el lugar. Llegó en la tarde del sábado. El equipo de Salvamento Minero de Asturias está preparado, pero se tiene que acabar el pozo de rescate. 20190120T081929 8.12 La grúa que bajará la cápsula metálica de rescate para Julen llegó al municipio la madrugada del sábado. Cuenta con una longitud aproximada de ocho metros y será la máquina que bajará la cápsula metálica de rescate por el túnel vertical.20190120T081929 8.10 Fuentes del operativo han indicado que a las 7.00 horas se habían excavado 33 de los 60 metros del túnel, cuya perforación se ha visto ralentizada durante la noche por la presencia de una roca de pizarra que se encontraba a los 18 metros de excavación. En la zona, desde la noche, que ha dejado lluvias, se realizan trabajos de hormigonado. Se llevan a cabo junto a lugar donde se está perforando para evitar desprendimientos.20190120T081929 8.05 Los trabajos de perforación han logrado excavar más de la mitad del túnel de 60 metros de profundidad paralelo al pozo donde cayó Julen, a través del cual el operativo de rescate introducirá una cápsula metálica que permita construir una galería horizontal para acercarse al lugar donde está el pequeño. 20190120T081929 8.00 Este domingo se cumple una semana desde que el pequeño Julen cayó por un pozo en una finca de la localidad malagueña de Totalán. Los trabajos para rescatarlo, que desde entonces se han llevado a cabo sin descanso, parecen haber entrado ya en su recta final, aunque probablemente los operarios no llegarán hasta el lugar donde se encuentra el pequeño antes del lunes. El operativo ha convertido el Dolmen del Cerro de la Corona en una mina con más 35.000 metros cúbicos de tierra removidos en 36 horas.
  8. Un joven de 28 años ha fallecido y otro de 21 ha resultado herido muy grave anoche en Madrid, al chocar contra la mediana el vehículo en el que viajaban y salir despedido hasta empotrarse contra una farola en la vía contraria, a la salida del túnel de Sinesio Delgado. Según ha informado a Efe una portavoz de Emergencias Madrid, los dos jóvenes quedaron atrapados en el vehículo y sufrieron paradas cardiorrespiratorias, pero sólo el de 21 años, el copiloto, pudo ser reanimado por los efectivos del Samur y Protección Civil y trasladado al Hospital de La Paz, tras ser liberado por los bomberos del Ayuntamiento de Madrid. El personal del Samur, pese a los esfuerzos efectuados para reanimar al conductor, confirmó su fallecimiento, han indicado las mismas fuentes, que han añadido que los efectivos sanitarios emplearon 45 minutos hasta conseguir recuperar el pulso del acompañante. El suceso ocurrió, sobre las 23.45 horas, a la salida del túnel de Sinesio Delgado, casi esquina con la calle Antonio Machado, en dirección al Paseo de La Castellana, ha explicado la portavoz, que ha señalado que la vía fue cortada al tráfico por la Policía Local para facilitar el trabajo de los servicios de emergencias.
  9. Si la contaminación lumínica de las ciudades se lo permite, cada noche puede ver un espectáculo inigualable. Una negrura profunda situada detrás de los innumerables puntos de luz de las estrellas más cercanas a la Tierra y, con mucha suerte, un brillo lechoso y sutil procedente de las miles de millones de estrellas de la Vía Láctea. Casi toda la luz que ve ha viajado años y siglos hasta llegar a usted. Pero en esos espacios negros que observa hay un profundo vacío habitado por miles de millones de galaxias situadas mucho, mucho más allá, y que sus ojos no pueden percibir. Pero, ¿alguna vez se ha preguntado hasta dónde llega todo? ¿Por qué vivimos en un lugar tan inconmensurable, con tantos y tantos planetas, estrellas y galaxias? ¿Hay algo al otro lado de todo eso, o más bien el espacio es infinito? Jorge Cham y Daniel Whiteson reconocen que nadie lo sabe en su libro «No tenemos ni idea: una guía para el Universo desconocido» (editorial Capitán Swing). Gracias a unas explicaciones muy amenas y divertidas y un montón de ilustraciones graciosas, podrá aprender lo poco que sabemos sobre las preguntas más esenciales del Universo. Cosas como de qué están hechas las cosas, qué son en realidad el tiempo y el espacio, por qué no se puede viajar más rápido que la luz (casi nunca) o por qué existen cosas como la materia y la energía oscuras. Una de las preguntas que cualquiera se puede hacer mirando el cielo es cómo de grande es el Universo. Hasta dónde llega, si es que tiene un límite, y que hay más allá, si es que eso tiene sentido. Y si no, ¿es que el Universo es infinito? Aceptar eso implica que cualquier cosa que tenga alguna probabilidad de ocurrir ocurrirá, y que lo hará un número infinito de veces. ¿Estará poblado el Universo por infinitos planetas de color fluorescente habitados por infinitos dragones azules? Lo que sabemos es que «el Universo es increíblemente grande y está, básicamente, vacío», escriben Cham y Whiteson. «Si las estrellas estuvieran más próximas entre sí, el cielo nocturno sería mucho más brillante. Si las estrellas estuvieran más alejadas unas de otras, el cielo nocturno sería oscuro y deprimente». En este sentido, le recomendamos que lea este artículo sobre lo inmensamente grande que es el Sistema Solar y lo separados que están sus planetas. ¿Por qué el Universo tiene estructura? De acuerdo, todo está vacío y separado, pero resulta que también está estructurado, fundamentalmente por la gravedad, en enormes «grumos» de estrellas, en grupos de gigantescas galaxias y en familias de grupos de galaxias. «La estructura del Universo es muy jerárquica: las lunas orbitan planetas, los planetas orbitan estrellas, las estrellas orbitan el centro de las galaxias, las galaxias se mueven alrededor del centro de sus cúmulos y los cúmulos giran alrededor de los centros de los súpercumulos», escriben los autores de «No tenemos ni idea». Curiosamente, estos súpercumulos parecen ser, de momento, la mayor estructura existente en el Universo: forman láminas y filamentos de cientos de millones de años luz de largo y decenas de millones de años luz de ancho (recordemos que el Sol está a 8,3 minutos luz de la Tierra, que el Sistema Solar tiene un radio de aproximadamente un año luz y que la Vía Láctea mide 10.000 años luz de largo). ¿Por qué no hay cosas más grandes? ¿Por qué no solo existe una súper galaxia o un súper Sistema Solar? ¿Por qué hay una estructura tan complicada y no somos solo una sopa de átomos? De grumos a galaxias A lo largo de varias páginas, Jorge Cham y Daniel Whiteson explican por qué. Básicamente, se cree que la causa es que en un Universo muy joven aparecieron unas fluctuaciones, fruto de la aleatoriedad de la mecánica cuántica, que hicieron que no fuera homogéneo. Estas arrugas se expandieron por doquier, durante la etapa de inflación, y después permitieron que la masa se concentrara en ciertos puntos y no en otros. Estos grumos de masa fueron creciendo y creciendo, y se convirtieron en las semillas de las galaxias, que a su vez permitieron la génesis de las estrellas y los planetas. ¡Puede parecer increíble, pero todo esto tiene base científica! La llamada radiación de fondo de microondas, por ejemplo, un eco de energía que muestra cómo era el Universo hace mucho tiempo, tiene pequeñas ondulaciones que concuerdan con estas flucutaciones cuánticas tan relevantes. Después, la gravedad se salió con las suya. Formó planetas y en algunos de ellos logró crear núcleos fundidos por la presión. Comprimió tanto el gas de las estrellas, que permitió que estas estallaran por medio de la fusión nuclear sin acabar despedazadas. La mayor parte da gravedad, sin embargo, está asociada con la materia oscura y la atracción que mantiene unidas las galaxias, a pesar de que sus estrellas giren a velocidades de vértigo (el Sistema Solar gira a una pasmosa velocidad de 828.000 kilómetros por hora, en relación con la galaxia). Pero, ¿qué es el espacio? Ahora que ya entendemos que las fluctuaciones cuánticas, en un origen, y la gravedad, después, permitieron que apareciera la estructura del Universo, solo nos falta entender hasta dónde llega. Fácil, ¿no? Para poder contestar a esta pregunta conviene tener en cuenta algo que puede resultar muy chocante: el espacio es una cosa. Si le piden que se imagine el espacio, quizás se imaginará un hueco, un cubo transparente o blanco situado entre varios puntos de referencia u objetos, o bien como una especie de escenario vacío, una ausencia de cosas, en la que, paradójicamente, ocurren cosas. «Si sigues con este razonamiento, resulta que el espacio es algo que puede existir por sí mismo, sin que haya materia que lo llene», escriben Cham y Whiteson. Sin embargo, también pudiera ser que el espacio fuera algo que no pudiera existir sin materia, que no fuera otra cosa que la relación entre la materia. «Según esta perspectiva, no puedes tener "espacio vacío", porque la idea del espacio que está más allá del último fragmento de materia no tiene sentido. Por ejemplo, no puedes medir la distancia entre dos partículas si no tienes ninguna partícula». Es decir, el concepto de espacio desaparecería si no hubiera partículas que lo definieran. La mayoría de los físicos consideran que ninguna de estas explicaciones es cierta. El espacio no es ni un vacío que exista por sí solo ni una relación entre la materia. Es una cosa física que se deforma, se ondula y se expande, tiene propiedades y comportamientos, y reacciona a la masa y la energía que hay en el Universo, tal como poco a poco los científicos van descubriendo. Por el momento, se ha averiguado que su curvatura es casi inexistente, es prácticamente plano, porque existe la cantidad exacta de materia para que así sea, por término medio alrededor de cinco átomos de hidrógeno (el elemento más abundante y básico del Universo) por centímetro cúbico de espacio. ¿Tiene píxeles el Universo? Además, cabría preguntarse si el espacio está hecho de trocitos individuales de espacio, como los píxeles de una pantalla de televisión, o bien si es un continuo, infinitamente uniforme hasta la mínima escala. ¿Hay un número infinito de lugares en los que una partícula pueda estar entre dos puntos del espacio? ¿O hay un número limitado de posiciones? No tenemos ni idea. Los científicos saben que todo, la materia, la energía, las fuerzas, está cuantizado, experimenta saltos discretos. Además, se sospecha que existe una distancia mínima entre dos cosas, a partir de la cual la ubicación, por ejemplo, de una partícula, no está determinada: por debajo de esa distancia no existe información sobre su ubicación. Esta separación es la constante de Planck (h), y equivale a 10^-35 metros. Es muy posible que este número sea un cálculo aproximado del tamaño de los píxeles que forman el espacio. Si así fuera, «el espacio es una red de nodos conectados, como las estaciones de metro». Eso que llamamos espacio no será, entonces, «más que las relaciones entre los nodos, y todas las partículas del Universo serían simplemente propiedades de este espacio, más que elementos que están en él», según los autores del libro. De hecho, la teoría de partículas actual se basa en la existencia de campos cuánticos llenando el espacio. «Un campo significa, sencillamente, que hay un número o un valor asociado con cada punto de ese espacio. Según esta idea, las partículas solo son estados excitados de estos campos». ¿Qué tamaño tiene el Universo, entonces? Ahora que sabemos un poco mejor, o quizás más bien al contrario, qué es el espacio, es cuando se puede responder a la pregunta de cuán extenso es el Universo. ¿Por qué? Porque ahora cobra sentido algo que ocurrió durante la era de la inflación, durante los instantes posteriores al Big Bang: el espacio se expandió más rápido que la velocidad de la luz. Por eso, el tamaño del Universo es mucho más que la velocidad de la luz multiplicada por la edad de todo, 13.800 millones de años. Gracias a la expansión del espacio, podemos ver cosas que solían estar más cerca de nosotros de lo que están ahora. ¿Hasta cuándo? Hasta una distancia de 46.500 millones de años luz. Esto es todo el Universo que podemos ver hoy. Pero lo cierto es que el Universo se está expandiendo todavía hoy a gran velocidad, de forma que, minuto a minuto, es más voluminoso. Las cosas se alejan de nosotros a la vez que el propio espacio se expande. Y, de hecho, hay objetos cuya distancia respecto a nosotros aumenta tan rápidamente que la luz que emiten jamás nos alcanzará. «En otras palabras, es posible que el Universo observable jamás alcance al resto del Universo, y nunca veremos en toda su extensión las cosas que hay ahí fuera», escriben los autores de «No tenemos ni idea». Por tanto, lo más probable es que nunca sepamos hasta dónde se extiende el Universo. ¿Es el Universo infinito? Pero, aparte de esto, existen varias conjeturas. Como escriben Cham y Whiteson, algunos han propuesto que «el espacio mismo –esa cosa que se dobla y retuerce– es finito: se curva sobre sí mismo de tal modo que si viajas en una dirección terminarás llegando al punto del que saliste». Si la edad del Universo fuera suficiente (de forma que la frontera de lo observable avanzase lo suficiente), en el cielo aparecerían varias veces los mismos objetos. También podría ser que el Universo fuera infinito y tuviera cantidades infinitas de materia y de energía. ¿Por qué no? El concepto es difícil de aceptar, pero, ¿no lo es también aceptar la existencia de cientos de miles de millones de galaxias? ¿No nos costará aceptarlo porque el Universo es la única cosa infinita que podemos observar? En este escenario, ocurre que todo lo que puede suceder, con cierta probabilidad, sucederá. ¡Tanto que sucederá infinitas veces! Pero, para que un Universo infinito encaje con lo que vemos, tiene que darse una circunstancia: que el Big Bang hubiera ocurrido al mismo tiempo en todos lados... ¡Bang! Quizás la próxima vez que mire al cielo nocturno vea las cosas de otro modo.
  10. {'componente': {'id': 'c3e976e8-1c55-11e9-af85-f3fed89e1d4b'}}